Aprender a cuidar

Aprender a Cuidar/Compromiso

Durante  el  proceso de  crecimiento de todo  ser humano, el poder  desarrollar  la competencia  aprender a cuidar/compromiso  juega un papel muy importante, ya que es  a través de ella que logramos formar un  autoconcepto positivo y ser capaces de lograr nuestras metas; es por esto que se hace necesario su estudio y entendimiento con el fin de hacer del cuidado propio y del ambiente que nos rodea  un instrumento de ayuda para formar personas felices y  comprometidas consigo mismas y con la sociedad.

La salud es un bien personal y colectivo que se construye y se desarrolla en el contexto familiar, escolar y social de todo ser humano. Aprender a cuidar el “bienestar” físico y psicológico de sí mismo y de los otros es una forma de expresar el amor a la vida.

Aprender a cuidarse, significa también aprender a crear y a cuidar las condiciones de vida de todos (medio ambiente, vivienda, alimentación, trabajo, recreación) como factor de convivencia. Si el otro no tiene condiciones de vida adecuadas, la convivencia no es posible porque antes de la  convivencia está la supervivencia

Aprender a cuidarse supone igualmente aprender a proteger la salud y el ambiente propio y el de  todos como un bien social, y aprender a tener una percepción positiva del cuerpo. Sin una cultura de cuidado del cuerpo y de las condiciones de vida no es posible el desarrollo adecuado del sistema de salud y de seguridad social.

Porque es importante aprenceder a cuidar

De ahora en adelante fíjate en cada una de las actividades que realizas diariamente y piensa cuáles de ellas te permiten  mantener un buen estado de salud física y psicológica. ¿Te alimentas adecuadamente? ¿Haces ejercicio? ¿Te ríes con frecuencia? ¿Mantienes buenas relaciones con los demás? ¿Das gracias a Dios por lo que tienes? ¿Te preocupas por tu presentación personal y por estar siempre limpio? ¿Reciclas? ¿Cuidas los recursos naturales?

Recuerda que todos y cada uno de nosotros estamos en capacidad de impactar positivamente las vidas de aquellos con quienes entramos en contacto diariamente. Entonces, cuando  sientas que estas haciendo algo  con lo cual no estas cuidando tu cuerpo y tu naturaleza, para y piensa en el sentido que tiene y cómo podrías hacer para que se convirtiera en un elemento  que aporta o no a tu proyecto de vida y a la salud de los demás.